jueves, 29 de abril de 2010

Comprensiones, ideas y preguntas acerca de la Anti-enseñanza

Este artículo de Michael Wesch, amablemente traducido por D Leal,  me resulta díscolo y me ha aportado elementos de claridad acerca de un problema que vivimos en nuestro sistema educativo. Si mal no recuerdo hace un par de años vengo escuchando que “nuestros  esfuerzos deben estar enfocados en garantizar que los estudiantes aprendan y no necesariamente en  generar mejores estrategias para la enseñanza”. Esto me lleva a pensar que el foco de nuestras estrategias no llegan hasta los estudiantes sino hasta los medios “los profesores” ¿qué podemos hacer entonces para enfrentar el hecho de que los estudiantes se encuentran en una “posición cómoda”?
Volviendo al artículo de Wesh, insinúa como los estudiantes se pueden encontrar en un situación distinta, más provechosa, y en donde la enseñanza puesta en los formatos actuales se encuentra fuera de lugar y puede representar  el mayor obstáculo para el aprendizaje.  El sistema educativo se encuentra en una crisis y más aún en una crisis dinámica influenciada por la incorporación de las tecnologías.
Aquí pareciera que la respuesta es la creación de un ambiente de aprendizaje que lleve a producir el tipo de preguntas (significativas y relevantes)que crean estudiantes a lo largo de la vida, en lugar de expertos en atender las pruebas.
Por otra parte, se encuentra nuestro querido profesor, que ahora también tendría que salir de su “zona de seguridad” y explorar nuevas formas de acompañar a los estudiantes. ¿cuáles son las herramientas que estamos entregando a los profesores para asumir este reto? ¿hemos pensado en estrategias efectivas para generar nuevos procesos de comunicación y producción en una aula totalmente reconfigurada en otro esquema de trabajo?. Si un objetivo es traer de regreso  el sentido al salón  de clase, ¿las narrativas  en las que estamos pensando recogen lo micro y lo macro, lo personal  y lo global?. Si contestamos esa pregunta  y los estudiantes son capaces de reconocer la importancia en ayudar a dar forma al futuro de esta sociedad crecientemente global interconectada, ¿el problema de sentido realmente desaparece?. Finalmente quiero invitarlos a  pensar y actual al rededor de una reinvención  de la forma  en  que vivimos  y planeamos nuestro mundo.

Resistiendo los cursos virtuales – doble perspectiva. ¿Serán disculpas?

Hoy me encontré en una situación que, aunque a veces se espera, “no es lo que se desea”, porque algo “duele”. Recientemente me encuentro dirigiendo el desarrollo de un curso virtual el cual pretende brindar elementos que gestión escolar  a los directivos docentes de la educación básica en Colombia. Algunos estudiantes han manifestado múltiples complicaciones a la hora de atender las actividades propuestas por el curso, el ritmo que se propone, el acompañamiento y la evaluación. Esto ha generado algunos abandonos de los estudiantes al proceso, no quiero entrar en los detalles de diseño y estrategia del curso, sin embargo la concepción de la capacitación es por equipos y no individual, lo que significa que el abandono de una o dos personas del equipo representa a  toda una institución educativa. 
Hoy recibí el correo de la tutora que acompañaba a dicho  grupo, un poco desconcertada y en cierta medida desilusionada por no haber logrado mantener en el proyecto a un docente, a pesar de haber de haber hecho su máximo esfuerzo. A este docente, como a muchos otros se le ha motivado, escuchado y acompañado con insistencia durante su tránsito en el proyecto con el fin de que pueda aprovechar la oportunidad  que se ofrece para generar un  ambiente de trabajo colaborativo en su institución.  Seguido del correo de la tutora, viene el correo del profesor Ignacio, quien se quejaba insistentemente por que él “ya había dicho que el curso no lo necesitaba” , “que ya sabía todo eso”, y no deseaba que le llegarán más correos de la plataforma de moodle con las notificaciones del curso, el profesor Ignacio quería tener “limpio su correo de tanto correo”, finalmente dijo que “Gracias a Dios se termina este curso para que no me lleguen más correos”.
Mi respuesta inmediata fue de desazón, no por lo que dijo él, sino por que me surgieron muchas preguntas inquietantes,  .. seguidamente presente disculpas por haber ocasiono incomodidades y molestias y tomé medidas las correctivas de inmediato… pero las preguntas se mantienen.
Finalmente, vale la pena aclarar que el 90% de los estudiantes han manifestado de manera voluntaria su interés  de participar en el curso y se han presentado con gran optimismo y expectativa. Comparto con ustedes mis preocupaciones frente a este tipo de estrategias,..
¿Será que lo que se ofrece a través de las estrategias de e-learning desmotivan a los estudiantes y no calculamos todos las maromas que los obligamos a hacer  para que puedan transitar con “éxito” a través de los cursos virtuales?
Admito y reconozco el valor del profesor Ignacio de escribir y decir tan enérgicamente  NO MÁS!!!
¿Será que a nosotros también nos hace falta valor para expresar como nos sentimos frente a la educación virtual  y a los cursos virtuales cuando somos estudiantes.?
¿Será que los tutores o facilitadores  requieren identificar o intuir el momento  y la forma de leer estas  respuestas de los estudiantes?, ¿Será estamos cruzando la raya en cómo motivamos – presionamos - a los estudiantes, por supuesto todo  de muy buena voluntad y con el ánimo de ayudados a llegar a ciertas comprensiones y de aprovechar las oportunidades?
¿Será que en el e-learning como en las relaciones personales se requieren dos o más  para una buena relación? ¿Será que e-learning representa una opción igualmente valida para ellos como para nosotros?

viernes, 23 de abril de 2010

Reflexión sobre el ELRN10. Segunda parte

La actividades fueron diseñadas, programadas e introducidas de tal manera que permitieran el fácil tránsito y desarrollo por parte de los estudiantes a través de ellas. Desafortunadamente, a pesar de realizarlas, con mi mejor esfuerzo, me falto claridad y habilidad suficiente para la identificación de los hilos conductores, esto efecto de mis supuestos al iniciar el curso.  Por otro lado, ahora que me encuentro adelantando este ejercicio, creo que mi pensamiento acerca del aprendizaje apoyado con tecnologías está cambiando y se está dirigiendo hacia una comprensión más compleja. Estoy viviendo  el discurso que escuchamos  a diario, y ahora tengo más elementos para afirmar que el e-learning va mucha más allá del uso, son las dinámicas que te permite en términos de colaboración, búsqueda, indagación,  expresión y confrontación directa con los preconceptos.

Cuando se hace una actividad conciente de la evaluación, descubres que es difícil ubicarte en un punto con  la certeza de estar posicionado allí. Lo que permite la rúbrica de este curso es identificar unas “categorías “ que ayudan a orientar sobre aspectos básicos que pueden reunirse al lo largo del proceso y que deben estar presentes táctica o explícitamente a lo largo del proceso de aprendizaje como un punto de referencia y control. No es sencillo lograr descubrir los conceptos subyacentes de todas las actividades pero definitivamente allí están, en este sentido yo deposito mi confianza en el criterio del diseñador, sin entregar ni darle potestad total sobre mis aprendizajes.

En éste curso que está caracterizado por la flexibilidad y la construcción permanente,  no es fácil la labor  de llevar a cabo un proceso de evaluación, sobre todo teniendo en cuenta que los formatos de evaluación con los que estamos tan familiarizados y que por años hemos venido aceptando tiene una influencia muy alta. En mi concepto éste es otro elemento determinado por la no certeza. 

El facilitador, aunque indispensable su rol en este curso, nos ha permitido comprender que los protagonistas somos los estudiantes y que la calidad de la interacción depende del interés y compromiso de los mismos. Por este motivo,  logro identificar al facilitador como esa voz afable al otro lado, ha estado presente como orientador, diseñador, facilitando el recorrido por el camino, entregando pistas,  manteniendo el hilo conductor, también ha procurado controlar, en buen sentido, cierto tipo de expresiones y manifestaciones, está alerta. Algo que he podido percibir es su disposición a aprehender con sus estudiantes y esto me da la sensación de una dinámica propositiva.

En cuanto a mi rol como estudiante, definitivamente mi desempeño es diferente al de otros cursos por que me siento mucho más involucrada y con deseos de descubrir cosas. Se que he empezado un camino nuevo para mí y que estoy dando mis primeros pasos, sé que puedo equivocarme. También me siento mucho más productiva al tener que poner mis ideas en orden, tratar de confrontarlas, sustentarlas y evolucionarlas.  Por oto lado, tengo la posibilidad de expresarme textualmente (externalizacion) , ésta tal vez es la parte más compleja del punto del proceso en el que me encuentro. Es algo como traer mi  conocimiento tácito y ponerlo explícito.  Me siento en una dinámica de tensión entre mi aprendizaje previo  y la asimilación de nuevo aprendizaje, afectada no sólo por dinámicas internas e individuales sino por una dinámica  externa  por el efecto de los otros en mi proceso de aprendizaje y viceversa.

Escribir en el blog para este curso ha representado para mí un gran paso, y espero poder mejorarlo muy rápidamente. No soy muy amante de los gadets, pero me gustaría usar los que realmente me sirvan. Me siento muy cómoda de no estar en plataforma moodle  y de poder experimentar con estudiantes en modalidad libre, ellos en ocasiones en punto muy alto, eso nos exige dar más. La tecnología es una herramienta indispensable pero no protagonista, lo importante es el efecto que tenga sobre la modificación y mejoramiento de las prácticas y los aprendizajes.

Finalmente, es difícil para mí ubicar el curso en una categoría pedagógica “x”. Creo que esta pregunta la podré contestar más adelante . 


Si pienso en “transferir” algunos de los elementos que estoy aprendiendo en este curso a otros escenarios de e-learning, considero que el reto es mayúsculo. En primer lugar, por que requiere de un diseño muy juicioso y muy bien pensado y de alguna manera bien estimados los riesgos. Particularmente, en mi proyecto de práctica e investigación la complejidad de los contenidos y luego la puesta en marcha por parte de los estudiantes, requeriría un rediseño total y no creo que ahora sea una posibilidad para mi proyecto. Sin embargo, creo que puedo pensar en poner en práctica algunas actividades propuestas en este curso con una comunidad de acompañamiento de mi proyecto. En todo  caso llevar elementos este tipo de estrategias a otros proyectos requiere de mucho conocimiento y no se trata de copiar, por lo contrario se trata de aprovechar lo aprendido para involucrar pequeñas pero sostenidas mejoras a mis proyectos. Tiene todo el sentido del mundo intentarlo, explorarlo, experimentarlo, conocerlo, reconocerlo y mejorarlo. Gracias y perdonen lo malo!!¡!

Reflexión sobre el ELRN10. Primera parte



El curso desde su inicio ha sido retador en el sentido de invitar a poner en práctica algunas de las herramientas  2.0 en función de la articulación con  ciertas actividades, las cuales considero muy útiles.  El diseño mismo del curso propone un acercamiento a ciertas comprensiones sobre estrategias de e-learning, las que pueden ponerse en práctica  en mis propios entornos, tanto para mi aprendizaje como en mi desempeño profesional.
A través de las actividades del curso se provoca la conexión instantánea entre las prácticas naturales de los estudiantes y una nueva forma de acercarse al conocimiento, generando nuevos hábitos y habilidades. Este curso se diferencia de otras experiencias de e-learning por la nitidez y claridad de las orientaciones, así como su coordinación con el uso de algunas herramientas. Es importante notar que durante un corto tiempo, antes de la sesión sincrónica del 22 de abril, me costó trabajo comprender los  hilos conductores, principalmente por el proceso para la presentación de contenidos.

Este curso, hasta el momento,  ha representado una experiencia muy positiva por cuanto me ha “obligado a crecer y conectarme rápidamente”, ha estimulado en mi nuevos hábitos de lectura, consulta y producción de un nuevo estilo de escritura.  Claramente, este curso se diferencia de otras experiencias de este tipo porque exige una participación más activa y un grado de involucramiento mayor por parte de los estudiantes, lo cual representa una fuerte propuesta de cambio a propósito de nuestra cultura Colombiana.

De los materiales sugeridos, debo confesar que el primer documento propuesto para la lectura no fue fácil de asimilar, de hecho lo considero pesado y no muy nutrido, al menos en lo que yo esperaba en relación con mis principales dudas,  por este motivo  me produjo un poco de ansiedad y frustración.  De otra parte, los materiales propuestos más adelante los encontré más enriquecedores, aunque no logré, en el primer intento, encontrar en algunos de ellos un click que me permitiera estar frente a nuevos descubrimientos en la vía de mis preguntas o mis expectativas, sin embargo muy interesantes. Creo que es porque vengo con ciertos formatos de estudio y de aprendizaje más en la vía de visualización y las “certezas”, postura que no estoy defendiendo.
También me gusta mucho la propuesta de recopilar y publicar documentos de interés, eso me parece fantástico, me gustaría tener cada vez más oportunidades para revisarlos y comentarlos.

Frente a la forma de organización del curso, a mi particularmente me genero dificultad no encontrar un punto central, bueno como yo me lo imaginaba. No obstante, sin bien es un curso que te obliga a cambiar de paradigmas y eso puede resultar impactante, también provee una serie de elementos que se insertan de manera casi natural e intuitiva en las prácticas y en la forma cómo se puede aprender.
Creo que el tema especifico es lograr  llegara a tener una postura crítica frente a e-learning desde una perspectiva personal.

Aunque pareciera que insito  sobre la incertidumbre y la ansiedad que me generó, ahora que lo pienso mejor este factor se convierte en algo positivo por cuanto al no estar segura de todo lo que viene me hace sentir un poco más ligera de equipaje. Desde esta nueva perspectiva, cada nueva actividad será  como descubrimiento  estimulante y un reto.  Definitivamente el elemento de la flexibilidad está presente en el curso, y me gustaría hacer hincapié en que no por ser flexible  carece de estructura o es improvisado. Creo que es flexible por que me entrega buena parte de la responsabilidad de preocuparme por atender mis propias dudas e interrogantes. Es claro que no seguimos un contenido único, ni una definición predeterminada al permitirme buscar y conectarme con otros para mis propios fines. 

lunes, 19 de abril de 2010

Una herramienta: La planeación de integración de tecnologías para la enseñanza

Según Mandie Aaron (2004),  a planeación de integración de tecnologías para la enseñanza tienes varios factores, herramientas y modelos que facultarían el proceso.

Los estudios de los esfuerzos de integración reales indican que un gran número de factores entran en juego, su papel varía con las características de la institución educativa, por lo que se han indagado  sobre una serie de enfoques diferentes, así como la aplicación de las herramientas conceptuales tomadas de las disciplinas como la ingeniería y la administración.

La planificación para la integración de las tecnologías de la enseñanza puede ser más sistemática a través de una variedad de herramientas y técnicas. Como una actividad intensamente interdisciplinario, este tipo de planificación involucra muchos actores y procesos que actúan simultáneamente, con independencia. Cualquier intento de modelo, se debe prever una dinámica, aun proceso cíclico de planificación, ejecución, evaluación y revisión, porque refleja la propia educación.

El método de Árbol de fallos, permite visualizar la capacidad de análisis y madurez de modelado, para llevar a cabo un análisis de las necesidades particulares de sus instituciones. También esta metodología del Árbol de Fallos utiliza una "tormenta de ideas metodología de tipo para determinar de las  barreras de un plan de implementación de la tecnología y se añaden aspectos de sobre cómo los miembros de la institución tienen factores adicionales  de su contexto específico . 

domingo, 18 de abril de 2010

Comentario Crítico E-Learning V1


Me gustaría dar inicio por lo que no debemos perder de vista, lo expresado por la UNESCO (2007) que la educación es el derecho de todos los seres humanos de lograr una formación que permita la participación en las distintas esferas sociales y de la cultura, y la participación real en la construcción cotidiana de la sociedad, derecho que en Colombia[i] pese a estar consagrado como social, económico y cultural (Art. 67 C.P.), no se ofrece tal y como se debe, por este motivo me gusta pensar que la educación virtual[ii] representa una posibilidad real para que cada vez más colombianos se beneficien de ella[iii].  

Este proceso social que es la educación está ha empezado a pensarse como un proceso que ocurre en dos modalidades de relación. La primera, la relación directa entre participantes, que concurren al mismo tiempo y lugar a un encuentro presencial de aprendices y maestros. En segundo lugar, con las TIC  se ha introducido un “nuevo medio o recurso”[iv] entre aprendices y maestros. Ha sido una evolución que ha llevado hasta las escuelas, no necesariamente integración, desde  sencillas tecnologías audiovisuales hasta el estado actual de estructuras informáticas para apoyar los procesos de enseñanza y de aprendizaje.

Con las TIC, progresivamente se han ido reestructurando las estrategias de encuentro en tiempos, espacios simultáneos y pueden permitir que el encuentro de los participantes sea completamente facilitado por el objeto tecnológico o bien ser diferido para que cada uno se relacione con el proceso, los contenidos y los productos comunicativos de los otros, en tiempos diferentes, en el interior de un espacio relacional denominado frecuentemente espacio virtual o ciberespacio.

Así mismo, como consecuencia de los procesos de mundialización,  globalización y  de la generación de un nuevo sistema de comunicación estimulado por el uso de  tecnología, entre otros. Surge esta nueva estructura de sociedad[v] que a su vez trae consigo nuevas formas de interacción que rompen con las estructuras normales de codificación, recodificación y  decodificación de los saberes, en donde la verdad y el conocimiento ponen explícitos los intereses esenciales de los individuos o grupos, por medio del diálogo crítico y la interacción, tal y como esta ocurriendo hoy día a través de la Internet.  

A primera vista, si se da una mirada alrededor, se puede identificar que en los sistemas educativos de muchos países existe la modalidad de educación virtual, como una alternativa posible para solucionar los problemas de cubrimiento educativo o como un mecanismo para ampliar la oferta educativa, incorporando las ventajas de los recursos en línea y multimediales. Estas iniciativas han llevado al fortalecimiento de modalidades mixtas (educación presencial con apoyo de módulos virtuales o en estrategias más complejas de b-learning) o a la evolución de ofertas totalmente virtuales, cada vez más comunes. Los principales avances en este campo han sido a nivel de la oferta en educación superior, educación de adultos y propuestas de educación abierta no formal.

La educación está centrada en dos procesos interestructurados la enseñanza y el aprendizaje. Desde el punto de vista del aprendizaje, este implica dimensiones como el ser, conocer, hacer y vivir juntos. Por su parte la experiencia del conocimiento humano también está apoyado en el aprendizaje. No obstante, esencialmente el ser humano desde su nacimiento no tiene muchas habilidades ni competencias[vi] para desenvolverse autónomamente en el entorno, pero progresivamente desarrolla competencias para ser plenamente independiente, operando con lo que aprende.

Las TIC no sólo han abierto las puertas a la transformación de las instituciones, sino del proceso mismo del aprendizaje. Las instituciones, organizaciones y grupos sociales se constituyen hoy en los sujetos del conocimiento y ahora se aprende también cada espacio social donde se hace posible y necesario aprender para poder navegar en el nuevo mar abundante información, tecnologías y culturas. Cada uno de los elementos que intervienen en el proceso se transforman: los sujetos, los medios y las modalidades de mediación del aprendizaje asumen nuevas formas y formatos.

Pasando nuevamente al proceso de aprendizaje, el presencial que puede utilizar como apoyo o como complemento los objetos virtuales, o viceversa. Lo anterior a dado a denominaciones como aprendizaje bimodal, semipresencial, mixto o similares.[vii] Pero los términos básicamente aluden a qué tanto de presencialidad y qué tanto de virtualidad se desarrollan, dependerá de contexto cultural e institucional.[viii]

En efecto, la modalidad o combinación de modalidades, así como las herramientas y estrategias  que se utilicen, pueden ser más efectivas y pertinentes para un grupo, un contexto o una comunidad, dependen en buena medida de la formación y conocimiento que se tenga de ellos, de sus lógicas colectivas, de perfiles de aprendizaje y de contextos culturales e institucionales.

Entiendo que dentro de la educación a distancia está ubicada como categoría superior de la educación mediada por tecnología se encuentran los ambientes E-learning[ix], que a su vez contienen la modalidad de cursos virtuales[x].

Por su parte, los cursos virtuales, constituyen una oportunidad para los procesos de enseñanza y aprendizaje, al facilitar a estudiantes y maestros el manejo de la comunicación y la información, permitiendo asistencia en tiempos sincrónicos y asincrónicos, de tal manera que en cualquier momento el participante puede apoyarse en su facilitador  o en los recursos y herramientas informáticas que se le ofrecen para desarrollar las actividades teórico-prácticas programadas en el despliegue del planeamiento curricular; con la condición sin ecuánime de que responda a un modelo pedagógico que lo sustente, para orientar de manera intencionada las diferentes formas de interacción y aprendizaje entre estudiante y facilitador – tutor virtual, mediante las posibilidades y usos apropiados que brindan las TIC, garantizando un servicio educativo de calidad desde las diferentes disciplinas que contribuya a la formación de personas integras para el ejercicio ético, humano y responsable de profesiones, pertinente a las necesidades de crecimiento y desarrollo de esta sociedad[xi].

De lo anteriormente dicho, el modelo pedagógico en los cursos virtuales debe hacer énfasis y articularse en los elementos que corresponden a las formas de aprendizaje ocurridas en ambientes virtuales, centrados en la interacción entre el estudiante y el tutor, también en actividades de autoaprendizaje, para lo cual se habrán definido unas actividades relacionadas a las comunidades de aprendizaje, los métodos, las estrategias de aprendizaje, la interacción en la comunidad virtual y el proceso de evaluación permanente que se da al proceso de aprendizaje.   No obstante los asuntos pedagógicos no son los únicos llamados a tener en cuenta cuando se desarrolla un curso virtual, cobran vigencia otros aspectos que determinan que un curso pueda diseñarse, salir al aire y ponerse a disposición de los interesados, estos últimos factores son los que para efectos de esta investigación se han denominado de gestión[xii].

En mi concepción, tanto los factores pedagógicos y disciplinares como los de factores gestión (organización, institucionales  y administración; técnicos y tecnológicos;  talento humano; contextuales; diseño grafico y comunicativos), permiten identificar una serie de elementos y condiciones relacionadas con el modelamiento, diseño, desarrollo, seguimiento y evaluación de los distintos cursos virtuales, permitiendo al mismo tiempo identificar asuntos asociados al éxito, sostenibilidad y riesgo a la hora de implementarse.

De otra manera, el e-learning, si bien tiene un sin numero de dificultades y limitaciones, tiene también muchas cualidades que le permiten generar procesos autodirigidos, elegir contenidos, seleccionar recursos y metodologías acordes con intereses, competencias o necesidades personales, que estén además disponibles oportunamente en los tiempos requeridos por el estudiantes y con los que sea posible generar simultáneamente procesos para pensar y aprender de manera individual o colectiva.

A este respecto, Nichols[xiii] (2008), dice que “el aprendizaje virtual es pedagogía empoderada por tecnología digital”. Él  explica que para que el e-learning ocurra efectivamente pedagógico debe ser combinado con tecnología de fácil uso y que sea confiable. Si existe poca o nula pedagogía, las herramientas serán ineficientes. Si la tecnología  no es confiable, o es muy compleja de usar el e-learning será un ejercicio frustrado. Aquí se señala una relación estrecha e indisoluble entre las tecnologías y la pedagogía, en cuando a la metodología e-learning se refiere.

De la misma manera, el enfoque pedagógico y la concepción de los ambientes de aprendizaje deben mostrar consistencia entre la forma como se entiende el aprendizaje y la manera como se desarrollan las estrategias. De la coherencia entre enfoque, herramientas y metodologías depende de manera fundamental los logros del proceso de aprendizaje.

Volviendo a que cada individuo tiene diferentes maneras de enfrentarse a una situación de aprendizaje,  existen distintas maneras de acceder, procesar y utilizar información, desplegar estrategias de aprendizaje. Cada sujeto tiene un estilo de aprendizaje que define su perfil, lo fundamental para el diseño de un curso virtual es considerar que cada aprendiz es un sujeto con un perfil singular. En este sentido cabe pensar que en la  medida que los sujetos evolucionan en una experiencia de aprendizaje, su heterogeneidad puede crecer y la metodología, las herramientas digitales permiten hacer un acompañamiento y monitoreo, convirtiéndose en elementos  claves para diferenciarlos y trazar los recorridos de sus logros y realizar el apoyo de manera singularizada, de manera que se obtenga un nivel adecuado de retroalimentación y seguimiento de su proceso[xiv].  



[i] La política educativa colombiana busca que todos los estudiantes, independientemente de su procedencia, situación social, económica y cultural, cuenten con oportunidades para adquirir conocimientos, desarrollar las competencias y valores necesarios para vivir, convivir, ser productivos y seguir aprendiendo a lo largo de la vida. La educación hoy día debe estar orientada al desarrollo de competencias en los dominios “conceptuales, valorales y praxiológicos”[i], orientada también al desarrollo de todas las dimensiones personales y formativas: singularidad, apertura, libertad y transcendencia, la educación es un proceso que impacta e interpela el desarrollo personal.
[ii] Hago aquí mi primera parada, considero que existen finas líneas divisorias que aún me generan confusión sobre si la educación virtual es igual o diferente al e-learning. ¿será solo cuestión de idioma, o existe una diferencia conceptual subyacente?
[iii] También se establece que es un derecho de la persona y un servicio público que tiene una función social: con ella se busca el acceso al conocimiento, a la ciencia, a la técnica, y a los demás bienes y valores de la cultura (Art. 68 C.P.).
[iv] Para uno de mis primeros post, expuse como un objeto mediador, creo que las TIC no son un objeto mediador. Por definición el términos mediador requiere una acción, por ejemplo una persona es mediadora, no un objeto. Las TiC al ser herramientas, por sí misma no ejercen o realizarn un proceso de mediación.
[v] En consecuencia, cada sociedad ha desarrollado distintas formas culturales e institucionales para organizar y administrar aprendizajes. Sin embargo, las prácticas, las estrategias, los lugares y el ejercicio de los papeles del aprendizaje y la enseñanza han cambiado
[vi] Claramente, este nuevo discurso educativo de las competencias, pareciera algo difuso y sobretodo muy complicado de aplicar y de evaluar, explica que pueden existir cuatro elementos comunes denominadores: Saber (cognitivo), Saber hacer (habilidades), Querer hacer (actitudes) y capacidad real de transformar el entorno.
[vii] Otra definición útil de competencias que em gusta es: Se refiere a conjunto de conocimientos, habilidades, actitudes, comprensiones y disposiciones cognitivas, metacognitivas, socio-afectivas y psicomotoras.  Están apropiadamente relacionadas entre sí para facilitar el desempeño flexible, eficaz y con sentido, de una actividad o de cierto tipo de  tareas en contextos relativamente nuevos y retadores
[viii] ¿Será que el desarrollo de las competencias si las puede ofrecer la modalidad de e-learning?[viii]
[ix] E-learning se presenta entonces desde las nuevas tecnologías como un nuevo escenario educativo que exige el desarrollo de metodologías alternativas para el aprendizaje, así lo expresa la UNESCO (1998).
[x] Mason y Rennie, 2006
[xi] ¿Será que todas las iniciativas de e-learning cuentan desde su origen con un modelo pedagógico que orientara su diseño, o si por el contrario fueron adaptaciones a posteriori o peor aún, en caso de que exista, es un documento anexo a la iniciativa de e-learning?.
[xii] Es claro que existen grandes dimensiones constitutivas de un curso virtual: La Dimensión pedagógica, la Dimensión pedagógica y la dimensión tecnológica. Sin embargo a mi modo de ver es indispensable elevar a este nivel una cuarta dimensión  la dimensión de gestión, esta última  es la que permite que todos los elementos se puedan articular desde su etapa de diseño y hasta su implementación y evaluación.
[xiii] “E –Learning is pedagogy empowered by digital technology”
[xiv] ¿será que los cursos virtuales han determinación oportunamente los perfiles de aprendizaje de sus estudiantes? Y ¿Estos perfiles tienen implicaciones directas sobre las estrategias de enseñanza, actividades y materiales  que se despliegan en el curso?

viernes, 16 de abril de 2010

Premisa 5. Se deben reunir varios elementos en el diseño, desarrollo e implementación de cursos virtuales para que estos sean exitosos y sostenibles - Factor pedagógico


El factor pedagógico en los cursos virtuales, un elemento esencial. 
Concretamente la metodología virtual en la forma de E-learning aparece, según Urdan y Weggen (2000), definida como el “desarrollo de contenidos a través de cualquier medio electrónico, incluyendo Internet, Intranet, Extranets, satélites, cintas de audio/vídeo, televisión interactiva y CD ROM”. Más tarde, Siemens (2004), traducido por Leal (2007) presenta la teoría pedagógica Conectivismo que sustenta conceptualmente desde el enfoque sistémico, lo relacionado con la quinta generación o educación virtual, en donde mediante las herramientas sociales propuestas en la web 2.0 se plantea, lo que Vilches (2001) argumentó en su libro “migración digital”, que la clasificación social no se da ahora por ricos o pobres, sino por los que están informados y producen conocimiento, y los que están por fuera de las tecnologías.


Lo anterior implica reconocer que el proceso educativo mediante una estrategia virtual lleva consigo un factor  pedagógico que lo sustenta, y este factor debe referirse a las diferentes formas de interacción y aprendizaje entre estudiante y facilitador - tutor virtual -, mediante las posibilidades y usos apropiados que brindan las tecnologías de la información y las comunicaciones. Así mismo, el factor pedagógico se incorpora para garantizar un servicio educativo de calidad desde las diferentes disciplinas, que contribuyan a la formación de personas integras para el desempeño ético, humano y responsable de profesionales que de respuestas pertinente a las necesidades de crecimiento y desarrollo humano, social y cultural.

A este respecto, Nichols[1] (2008), dice que “el aprendizaje virtual es pedagogía empoderada por tecnología digital”. En esta aproximación el autor explica que para que el e-learning ocurra efectivamente pedagógico debe ser combinado con tecnología de fácil uso y que sea confiable. Por eso es que el modelo e-learning está en relación con la concepción y la práctica pedagógica. Si existe poca o nula pedagogía, las herramientas serán ineficientes. Si la tecnología  no es confiable, o es muy compleja de usar el e-learning será un ejercicio frustrado. Aquí se señala una relación estrecha e indisoluble entre las tecnologías y la pedagogía, en cuando a la metodología e-learning se refiere.

Por lo anterior, los factores pedagógicos que se identifiquen deberían obedecer al menos a los siguientes principios.
1.     Estimular la interacción y participación entre estudiantes y tutores.
2.     Desarrollar el trabajo colaborativo y la cooperación entre estudiantes
3.     La valoración, la comparación y la evaluación de alternativas
4.     Realizar realimentación informativa, constructiva y oportuna.
5.     Promover y motivar la responsabilidad en la entrega oportuna de evidencias de aprendizaje.
6.     Incentivar y comunicar los logros que se esperan obtener
7.     Respetar la diversidad de las personas y sus modos de aprender
8.     Potenciar la autoevaluación

La interacción constante entre estudiantes y tutores en el proceso de aprendizaje permite el trabajo autónomo, colaborativo y de retroalimentación permanente entre unos y otros, apoyados por las herramientas virtuales dispuestas. El principio que se mantiene en este proceso es el de construcción activa del conocimiento por parte del estudiante, quien analiza, organiza, explora, extrapola, restaura e interpreta información, la comprende y la acomoda en sus estructuras conceptuales; en otras palabras, puede decirse que construye conocimiento para ser validado en la intersubjetividad e interacción con otros lo que permite dar validez al conocimiento social.

En esta Maestría estamos reconociendo y viviendo pedagógicas para la comprensión, como enfoque pedagógico y del reconocimiento de las experiencias previas de los nosotros los estudiantes en la construcción de conocimientos, en la apropiación de los mismos, primero en las nuestras estructuras del pensamiento y luego en la aplicación de los mismos para la solución de "problemáticas sociales". Por ello la importancia de obtener aprendizajes significativos, construidos colaborativamente, lo cual requiere que los estudiantes trabajen permanentemente la información a ser comprendida y explicada, lo cual implica que piensen y actúen sobre ella para revisarla, ampliarla, asimilarla y aplicarla en situaciones reales.

Consecuente con todo lo anterior, la conceptualización y diseño de un curso virtual , es indispensable definir el enfoque pedagógico, la concepción de aprendizaje y la naturaleza del ambiente de aprendizaje que se gestionará. ¿existe el riesgo de que la concepción y diseño de un curso virtual no tenga incorporado un enfoque pedagógico? Si no se define el enfoque pedagógico, ¿se puede en un curso virtual,  definir cómo se organiza y desarrolla la experiencia del aprendizaje? Yo creería que el enfoque pedagógico es el centro del proceso de concepción y diseño de un ambiente de aprendizaje.

De la misma manera, el enfoque pedagógico y la concepción de los ambientes de aprendizaje deben mostrar consistencia entre la forma como se entiende el aprendizaje y la manera como se desarrollan las estrategias. De la coherencia entre enfoque, herramientas y metodologías depende de manera fundamental los logros del proceso de aprendizaje.

No obstante, los asuntos pedagógicos no son los únicos llamados a tener en cuenta cuando se desarrolla un curso virtual, cobran vigencia otros aspectos que determinan que un curso pueda diseñarse, salir al aire y ponerse a disposición de los interesados, estos factores son los que, para efectos de mi pregunta a este curso, se han denominado de gestión,  estos factores persiguen identificar una serie de elementos y condiciones relacionadas al éxito,  fracaso o sostenibilidad  de los curso virtuales, esto en adición a los factores pedagógicos y disciplinares mencionados anteriormente. Los factores de gestión pueden ser: Factores de organización, institucionales  y administración; Factores de técnicos y tecnológicos;  Factores de Talento humano; Factores contextuales; Factores de diseño grafico y ; Factores Comunicativos. ¿Será que pensamos en todos elementos juntos y puestos en marcha al momento de diseñar AVA?

[1] “E –Learning is pedagogy empowered by digital technology”

miércoles, 14 de abril de 2010

Premisa 4. Hay nuevos medios/mecanismos/herramientas que le ofrecen a los ciudadanos desarrollar las competencias.



Palabras clave.  Ambientes virtuales de aprendizaje, Cursos virtuales, contexto de las Tic en el aprendizaje.

Diversos sectores de la sociedad han apropiado para sí los avances alcanzados en tecnología y comunicación, cuyo uso facilita la disposición, mantenimiento y acceso a cantidades de información, lo que permite proyectarse y expandirse sin limitaciones de tiempo y espacio, incluso en muchas ocasiones a menos costo.  La educación en este escenario no ha sido la excepción, pues desde la aparición de la internet que favoreció la comunicación, la interacción y la gestión de información, la denominada educación virtual toma cada vez más fuerza, al permitir el aprendizaje desde los usos de nuevas tecnologías, sin que sea necesaria la coincidencia en tiempo y en espacio entre el estudiante y el maestro.

La educación virtual se presenta entonces desde las nuevas tecnologías como un nuevo escenario educativo que exige el desarrollo de metodologías alternativas para el aprendizaje, así lo expresa la UNESCO (1998), cuando la define como “entornos de aprendizajes que constituyen una forma totalmente nueva, en relación con la tecnología educativa, un programa informático - interactivo de carácter pedagógico que posee una capacidad de comunicación integrada”. Ella, se constituye en una oportunidad para los procesos de enseñanza y  aprendizaje, al facilitar a estudiantes y maestros el manejo de la comunicación y la información, permitiendo asistencia en tiempos sincrónicos y asincrónicos, de tal manera que en cualquier momento el participante puede apoyarse en su facilitador  o en los recursos y herramientas informáticas que se le ofrecen para desarrollar las actividades teórico-prácticas programadas en el despliegue del planeamiento curricular.

Lo anterior solo es posible, si toda forma de educación virtual (asignatura, módulo o curso…) lleva consigo un modelo pedagógico que lo sustente, para orientar de manera intencionada las diferentes formas de interacción y aprendizaje entre estudiante y facilitador – tutor virtual, mediante las posibilidades y usos apropiados que brindan las TIC, garantizando un servicio educativo de calidad desde las diferentes disciplinas que contribuya a la formación de personas integras para el ejercicio ético, humano y responsable de profesiones, pertinente a las necesidades de crecimiento y desarrollo de esta sociedad.

El modelo pedagógico en los cursos virtuales debe hacer énfasis y articularse en los elementos que corresponden a las formas de aprendizaje ocurridas en ambientes virtuales, centrados en la interacción entre el estudiante y el tutor, también en actividades de autoaprendizaje, para lo cual se habrán definido unas actividades relacionadas a las comunidades de aprendizaje, los métodos, las estrategias de aprendizaje, la interacción en la comunidad virtual y el proceso de evaluación permanente que se da al proceso de aprendizaje.   No obstante los asuntos pedagógicos no son los únicos llamados a tener en cuenta cuando se desarrolla un curso virtual, cobran vigencia otros aspectos que determinan que un curso pueda diseñarse, salir al aire y ponerse a disposición de los interesados, estos últimos factores son los que para efectos de esta investigación se han denominado de gestión.

En mi concepción, tanto los factores pedagógicos y disciplinares como los de gestión (factores de organización, institucionales  y administración; factores de técnicos y tecnológicos;  factores de talento humano; factores contextuales; factores de diseño grafico y factores comunicativos), permiten identificar una serie de elementos y condiciones relacionadas con el modelamiento, diseño, desarrollo, seguimiento y evaluación de los distintos escenarios de educación virtual, permitiendo al mismo tiempo identificar asuntos asociados al éxito, sostenibilidad y riesgo a la hora de implementarse

Por otra parte, considero  que en Colombia el aprendizaje virtual, como lo había comentado anteriormente en el blog de unos de los compañeros de este curso, es una opción que corresponde a la necesidad de sincronizar el centro con la periferia, lo planetario con lo local, lo diverso con lo estandarizado, más que a la generación de posibilidades de acceso a lo virtual como complemento de modalidades presenciales. Es claro que en nuestro país, con su geografía, sociedad y política, la educación virtual es una necesidad real y no una simple alternativa didáctica apoyada en tecnologías, o parte de una estrategia para responder a los estándares propuestos desde modelos internacionales o en sistemas de evaluación externa, o como expresión de snobismo tecnológico dispuesto para “actualizar” – cuando no de acomodar, nuestras culturas a los esquemas de la globalización.

Creo que no se puede perder el sentido de encontrar criterios y requerimientos para estas otras opciones en educación, pero siempre en correspondencia con nuestras condiciones sociales y culturales. 
El aprendizaje virtual (e-learning), si bien tiene un sin numero de dificultades y limitaciones, tiene también muchas cualidades que le permiten generar procesos autodirigidos, elegir contenidos, seleccionar recursos y metodologías acordes con intereses, competencias o necesidades personales, que estén además disponibles oportunamente en los tiempos requeridos por el estudiantes y con los que sea posible generar simultáneamente procesos para pensar y aprender de manera individual o colectiva. ¿Cómo logramos que estos nuevos medios/mecanismo/ herramientas de ambiente virtual de aprendizaje logren cumplir su cometido con un propósito pedagógico?

Datos personales

Mi foto
Bogotá, Colombia
Profesional en Ingeniería Industrial, especialista en gerencia de proyectos. Amplia experiencia en gerencia de proyectos de sector educativo especialmente en el uso de TIC para el mejoramiento de la calidad de la educación. Me gusta trabajar en proyectos en los que intervengan factores como: diseño, planeación, organización, dirección, toma de decisiones, mantenimiento y optimización de sistemas integrados por recursos humanos, materiales, económicos, de información y de conocimiento en entidades del sector educativo

Seguidores

Loading...