lunes, 31 de mayo de 2010

Liderazgo y Competencias



"Incorporar" los medios y las TIC en los establecimientos educativos ha sido un proceso diferenciado en el tiempo, sin que podamos evidenciar las transformaciones que estos ejercen en las prácticas de los actores.  Así mismo, el concepto de competencia que se vincula de manera directa con la línea de política planteada por el Ministerio de Educación Nacional,  ha sido un discurso tan difuso de medir que resulta incierto determinar si se están cumpliendo los objetivos en este sentido. 



En mi opinión, creo que no siempre se pueden medir todos los aspectos de las competencias en el mismo momento, más aún cuando desde el diseños de los AVA  están claramente determinado el enfoque del saber - saber, es decir los "conocimientos" que se lleva el alumno, dejando de lado una gran cantidad de elementos que a mi modo de ver son inseparables. entonces ¿cómo es que logramos separar lo inseparable? o ¿cómo logramos hacer evaluaciones tan obtusas? ¿será que el concepto de competencia no esta tan estrechamente relacionado a los aprendizajes o a nuestra visión del aprendizaje?


En términos de Riós (2008). Las competencias, en sentido amplio, implican siempre un saber “qué” o saber-saber (significados-conceptos); un saber “cómo” o saber-hacer (procedimientos-estrategias); un saber “por qué” saber-ser (valores-sentidos-actitudes); y un saber “para qué” (intereses-opciones-creencias). De acuerdo con Weinert, (2004:113), “una definición exhaustiva de competencia tendría que incluir todas las habilidades intelectuales, el conocimiento de contenido específico, capacidades, estrategias, metacogniciones, y rutinas que contribuyen a aprender, solucionar problemas y tener logros… Tal definición significa que el concepto de competencia cubre todos los recursos cognitivos de una persona, esto es, todas las condiciones mentales presentes en el desempeño individual, en los cambios de desempeño intraindividual, y en las diferencias de desempeño interindividual en cualquier momento”. este concepto exige de un diseño y sobre todo de una ejecución tan elaborada y juiciosa que parecería inalcanzable llegar a ella, más cuando la queremos medir de manera integral en un tiempo relativamente corto.


por su parte, en la práctica pedagógica la noción de competencias puede describirse como la forma en la que un sujeto pone en juego un conjunto de habilidades, actitudes, comprensiones, conocimientos y disposiciones cognitivas, metacognitivas, socioafectivas y psicomotoras, que al ser puestas en acción utilizan la información del entorno para producir ideas, solucionar problemas y buscar alternativas abiertas a las incertidumbres para enfrentar inconvenientes propios en contextos relativamente nuevos y retadores. De acuerdo con lo anterior, las competencias implican sistemas de acción complejos que abarcan no sólo los conocimientos y las habilidades, sino también estrategias y rutinas necesarias para aplicarlos, se puede decir que la competencia es la forma en la que un individuo pone en juego todos sus recursos (entiéndase: conocimientos, destrezas, actitudes, emociones, habilidades) para dar solución o comprender una situación o problemática específica en un momento determinado.


¿La educación y nuestros ambientes de aprendizaje si están teniendo en cuenta estos conceptos para la construcción de los criterios de calidad?


Finalmente, creo que todos somos responsables de darle más forma este tema, si es que resulta una verdadera apuesta para nosotros.  Los líderes educativos están llamados a tomar parte activa en este proceso y para ello podrían por dar un sencillo y determinante paso, revisarse y proyectarse. Resulta también importante que se junten las piezas con criterios distintos, que se generen nuevo tipo de análisis y sobre todo que se piense en que tiene sentido hacerlo y cuales son las consecuencias de no hacerlo.

miércoles, 19 de mayo de 2010

Comentario Crítico Final E-Learning



Entre el diseño y la ejecución

A lo largo del curso de ELRN2010, de lo visto en las demás asignaturas de la maestría y, por qué no, de mi humilde experiencia profesional, he venido revisando mis ideas y posiciones frente a las TIC y su relación con la educación, más concretamente un aspecto que tiene que ver las posibles diferencias que existen entre el diseño y el desarrollo de los cursos virtuales.

En la sociedad actual, gracias a los avances tecnológicos el conocimiento se está difundiendo muy rápidamente en todos los sectores, incluyendo la educación. En esta misma vía, las TIC han afectado a la educación, al permitir, entre otros, que la educación virtual se presente como una posibilidad para acceder al servicio educativo, acceder al conocimiento, fortalecer competencias y habilidades, la actualización y la formación permanente de los individuos.

De esta manera, la educación tiene, desde hace varios años, una invitación a repensarse a la luz del elemento central, esto es, lo que necesitan los estudiantes y sus aprendizajes para  este mundo cambiante, para esto la educación puede contar con un “nuevo recurso”[i] entre aprendices y maestros. Así mismo, las TIC también presentan funcionalmente diferentes opciones de encuentro, de tiempo y espacio, para los individuos, o bien, para que cada individuo se relacione con los procesos, los contenidos y los productos comunicativos de los otros en el interior de un espacio relacional denominado frecuentemente espacio virtual o ciberespacio.

A su vez, en los últimos 20 años se han creado múltiples tipos de TIC que pueden manejar la documentación, con la que se puede cortar y pegar de forma muy creativa, pero nos hace falta construir escenarios de aprendizaje en donde los niños y estudiantes  piensen de forma crítica sobre su entorno y sobre el manejo de sistemas complejos.

Ahora bien, los actuales procesos de comunicación, estimulados por el uso de las TIC, evidencian un nuevo tipo de interacción el cual rompe con las estructuras normales de codificación, recodificación y decodificación de los saberes, en donde la verdad y el conocimiento ponen explícitos los intereses esenciales de los individuos o grupos, por medio del diálogo crítico y la interacción, tal y como está ocurriendo hoy día a través de Internet. Esto podría suponer que las prácticas, las estrategias, los lugares y el ejercicio de la enseñanza y el aprendizaje también están cambiando, no necesariamente mejorando apropósito de las TIC, la pregunta es si éste cambio es producto de una reacción, o una respuesta a los retos actuales y futuros.

Si bien el proceso de aprendizaje puede mostrar algunas evidencias de su “éxito” medidas en términos de competencias[ii], discurso de moda, estas son muy complejas de evidenciar, medir y evaluar, tanto en la presencialidad como en la virtualidad. De hecho, opino que una de las dimensiones que deben ser abordadas de manera inmediata en la educación, es el sistema de evaluación o de pruebas, este podría ir mas allá para procurar sacar a los alumnos de un modelo más pasivo (contenidos) y llevarlos a una forma mucho más participativa e innovadora y, eventualmente a algo que ayudaría a los docentes, tutores y a los diseñadores de curso virtuales, entre otros, a comprender mejor, las capacidades de los alumnos que se están evaluando.

Por ejemplo, un curso virtual, sus herramientas y estrategias utilizadas, pueden ser más efectivas y pertinentes para un grupo, un contexto o una comunidad, si se cuenta con información y conocimiento de ellos, de sus lógicas colectivas, de sus perfiles de aprendizaje y de contextos culturales e institucionales. No basta con abordar este punto de una manera tan superficial como suele darse, explicando someramente quienes son los participantes de un curso virtual, generando una descripción general de ellos. Considero este como uno de los principales puntos de mejora a tener en cuenta en el diseño de cursos virtuales. No basta con mencionar la región geográfica en la que se encuentran, su labor principal y cuántos son, es importante dar cuenta de sus características socio - económicas, socio culturales, edades, expectativas, jerarquías, roles, posibilidades de acceso a las tecnologías, sus intereses y motivaciones para optar por un curso virtual, Etc. O por el contrario en el diseño del curso pesarlo de forma tan flexible que permita realizar un ejercicio transparente por los estudiantes, sin importar los anterior. En  fin éste no es un factor que pueda dejarse a la suerte o la improvisación.

No obstante, los recursos y herramientas informáticas que puede ofrecer un curso virtual para desarrollar las actividades teórico-prácticas programadas en el despliegue del planeamiento curricular exigirían preguntar por un diseño pedagógico, del cual se espera que se realista y que supere su propio texto, es decir, pareciera que los documentos de diseño pedagógico o didáctico suelen ser tan difíciles de comprobar en “plataforma” que casi resulta imposible evidenciar si se llevan a cabo o no. Es recomendable que el diseño y la ejecución orienten de manera intencionada las diferentes formas de interacción y aprendizaje entre estudiante y facilitador – tutor virtual, mediante las posibilidades y usos apropiados que brindan las TIC, que contribuya a la formación de personas integras para el ejercicio ético, humano y responsable de profesiones, pertinente a las necesidades de crecimiento y desarrollo de esta sociedad[iii]. ¿Por qué parece que estamos entregado tanta responsabilidad del éxito de los aprendizajes a las TIC y a los cursos virtuales? ¿estaremos poniendo todos los huevos en la misma canasta?

Es muy importante pensar en el elemento pedagógico, pero al mismo resulta complejo de comprender, pareciera muchos diseños se esconden en los marcos teóricos, puede llegar a ser necesario apoyarse en un “traductor pedagógico” para comprenderlos. En contraste, no todo lo que diseña en los cursos virtuales tienen una fundamentación o sustentación que permita discernir entre cada uno de los elementos de diseño para contrastarlos o comprobarlos luego en el desarrollo. No estoy plateando que no deba existir diseño pedagógico para los curso virtuales, por el contrario insisto en que debe contemplarse, pero más allá de cómo se llame el diseño, si es recomendable tener claro que al diseño le conviene ser diáfano y comprensible para todos (desde los diseñadores mismos, desarrolladores de la herramienta, plataforma, tutores y observadores). De esta manera podrían acercarse mucho más las dos orillas del río, por un lado el diseño y por otro lado la implementación y sus resultados.

De lo anteriormente dicho, durante el diseño de los cursos virtuales conviene hacer énfasis y procurar la articulación entre los elementos que corresponden a las formas de aprendizaje, centrados en la interacción entre el estudiante y el tutor, entre estudiantes, también en actividades de autoaprendizaje para lo cual se habrían definido unas actividades relacionadas con los métodos, las estrategias de aprendizaje, la interacción en la comunidad virtual y el proceso de evaluación permanente que se da al proceso de aprendizaje.  No obstante, los asuntos o factores  pedagógicos no son los únicos llamados a tener en cuenta cuando se desarrolla un curso virtual, cobran vigencia otros factores como los comunicativos, tecnológicos y de organización que determinan que un curso pueda diseñarse, salir al aire y ponerse a disposición de los interesados. Estos  factores permiten identificar una serie de elementos y condiciones relacionadas con el modelamiento, diseño, desarrollo, seguimiento y evaluación de los distintos cursos virtuales, permitiendo al mismo tiempo identificar asuntos asociados al éxito, sostenibilidad y riesgo a la hora de implementarse y de evaluarse tanto endógena (el curso como tal ) como exógenamente (lo resultados del cursos en los estudiantes). Podrían pensarse de manera simultánea las fases de diseño y  ejecución, ambas igualmente importantes. Podemos soñar con un curso que facilite esto y aquello, que logre con los estudiantes esto y aquello, pero ¿somos tan buenos en la ejecución?, es la ejecución uno de los momentos de verdad, en dónde el diseño y su concepción se pueden venir al piso, entonces ¿qué fue lo que falló si el curso lo había previsto todo?, bueno seguramente algo esencial faltó.

Por este motivo, es válido pensar que en la medida que los sujetos evolucionan en una experiencia de aprendizaje, su heterogeneidad puede crecer y la metodología, las herramientas digitales permiten hacer un acompañamiento y monitoreo, convirtiéndose en elementos claves para diferenciarlos y trazar los recorridos de sus logros y realizar el apoyo de manera singularizada, de manera que se obtenga un nivel adecuado de retroalimentación y seguimiento de su proceso[iv].

Uno de los desafíos que tienen los cursos virtuales,  tiene que ver en cómo el mundo virtual hace crecer el mundo físico, no se trata de que los reemplace sino que lo haga crecer y comprender. Así mismo, entender la relación e interacción entre lo virtual y lo físico.   Creo que aunque no sabemos cómo serán las cosas en el futuro tendremos que aprender a ir con el cambio y ser capaces de pasar de una cosa a la otra, es decir, si mediante los cursos virtuales se lograra manejar bien esta situación de cambio. Para volver a incorporar nuevamente el encanto de aprender en los estudiantes, corresponde trabajar en conjunto con padres, elaboradores de políticas,  científicos del aprendizaje y científicos tecnológicos, a fin de crear políticas y ambientes que estimulen una nueva forma de pensar en relación relación con la forma de adquirir conocimiento y estimular el crecimiento.

Para concluir, es importante que el enfoque pedagógico o didáctico y la concepción de los cursos virtuales muestren consistencia entre la forma como se entiende el aprendizaje y la manera como se desarrollan las estrategias. De la coherencia entre enfoque, herramientas y metodologías dependen de manera fundamental los logros del proceso de aprendizaje.

[i] Para uno de mis primeros post, expuse como un objeto mediador, creo que las TIC no son un objeto mediador. Por definición el términos mediador requiere una acción, por ejemplo una persona es mediadora, no un objeto. Las TIC al ser herramientas, por sí mismas no ejercen o realizan un proceso de mediación.  Tal y como lo complementó Leal (2009), “En algunos contextos, puede argumentarse que la tecnología efectivamente ejerce una acción transformadora sobre el entorno, y en esa medida podría ser considerada como mediadora, auque no son claros los fines de esa mediación”.
[ii] Una definición útil de competencias que me gusta es: Se refiere a conjunto de conocimientos, habilidades, actitudes, comprensiones y disposiciones cognitivas, metacognitivas, socio-afectivas y psicomotoras.  Están apropiadamente relacionadas entre sí para facilitar el desempeño flexible, eficaz y con sentido, de una actividad o de cierto tipo de  tareas en contextos relativamente nuevos y retadores.
[iii] ¿Será que todas las iniciativas de e-learning cuentan desde su origen con un modelo pedagógico que orientara su diseño, o si por el contrario fueron adaptaciones a posteriori o peor aún, en caso de que exista, es un documento anexo a la iniciativa de e-learning?.
[iv] ¿será que al momento del diseño de los cursos virtuales han pensado oportunamente en los perfiles de aprendizaje de sus estudiantes? Y ¿Estos perfiles tienen implicaciones directas sobre las estrategias de enseñanza, actividades y materiales  que se despliegan en el curso?


lunes, 17 de mayo de 2010

Presentación Final del Curso.

Esta en mi presentación final de curso, contiene los elementos centrales desde mi visión, aprendizajes y reflexiones.  La sección de aprendizajes contiene un video adicional que resume mi experiencia en el curso ELRN 2010.

El fin del camino, el inicio del camino



Esta última invitación representó una revisión completa a mi producción en este curso, lo que a su vez me permitió ordenar algunas ideas y generar nuevas preguntas, las cuales espero poder seguir abordando en este Blog. Para la facilidad del lector he organizado de una "manera secuencial" como viví el proceso, las tensiones en las que me encontré - encuentro. 
APA
Desde las primeras entrada cuando se analizó lo que son los ambientes personales de aprendizaje, se conversaron sobre los problemas latente en relación con su complejidad y con las TIC,  sobre sus elementos, áreas de afectación, que sugieren y por qué son importantes. Se nos hizo una invitación ha realizar una reflexión del estado actual del nuestro ambiente de aprendizaje y cómo nos situábamos en el. Esto fue como la línea de base.   En ese momento identifique con facilidad algunos elementos de mi APA y también fue claro que tengo asuntos sin resolver en él. Esta situación que me estimula a no perder el ritmo de lo aprendido en este curso y delinear aspectos que deseo aprender y estimular para mi crecimiento emocional, personal, profesional y académico.

Preguntas
Al mismo tiempo se fueron estructurando unas preguntas que resolveríamos alo largo del curso, debo reconocer que estuve un par de semanas perdida, por que me concentre en las actividades si dimensionar que estas estaban orientadas a ayudar a contestar mis preguntas, lo mismo me ocurrió con mis entradas al blog, había una sensación de desconexión entre la finalidad de las preguntas, las actividades planteadas durantes las semanas y algunos post.  Evaluando un poco creo que me hizo falta tener una mirada más clara y panorámica, o a lo mejor ser menos tímida y preguntar al profesor.

Lecturas
Los primero recursos sugeridos, en mi opinión me confundieron un poco, “no supe como sentirme con el ensayo de Dawnes, me sentí un poco aburrida y decepcionada de su mirada”, en su momento lo publiqué en mi blog, sin embargo hoy entiendo un poco mejor el porqué de algunos de sus planteamientos. (aunque sigo considerando que es un visión que no es exclusiva de él) tal y como en su momento lo expresé : “Mi invitación es a la creatividad para solucionar problemas y no crear soluciones para generar problemas que son solucionados con TIC, Mi invitación es a la mesura y la consideración, ya que a menudo somos víctimas de la creatividad sin sentido ni contexto de nuestros profesores”.
Mas adelante y con el fin de sentirme un poco “más segura del terreno” decidí incorporara algunos elementos conceptuales, que me permitieran mantener alguna posición frente a lo que estaba viviendo.  Sin embargo esta tampoco fue la respuesta. Sin bien considero que los tiempos actuales se caracterizan por tener un efecto de rápido cambio en los fenómenos sociales y económicos, y que las sociedades tienen una nueva forma de comprenderse y entenderse. Creo que de no tener un fundamento (el que sea aunque suene salvaje) no se garantizarían que elementos básicos estén representes en los procesos educativos.
Es decir, sin  algún tipo de fundamento, la improvisación y el desgaste sería aún mayor.  Insisto, no te traga que tener un postulado para cada cosa o un marco teórico, se trata de entender cómo pensamos  y aprendemos los seres humanos, qué nos hace reaccionar frente a las cosas, si trabajáramos más alrededor de esto seguramente los sistemas educativos colapsarían y esto obligaría a cambios estructurales  que estamos pidiendo hace años. Creo en la ciencia que existe atrás, creo que, aunque no comprendo sus detalles y profundidad,  son elementos que aportan en la construcción de procesos pedagógicos para la enseñanza y el aprendizaje, más aún en la forma  en que se comportan las sociedades.

Percepciones cercanas
Cuando consultamos a personas cercanas acerca de su experiencia y percepciones de las Tic en la vida , me sorprendieron gratamente dos cosas: 1. La mayoría de las personas, incluyéndome consideramos que se puede vivir y vivir mejor sin tantos artefactos tecnológicos, y 2. Internet es esencial para todos los procesos trasnacionales de los seres humanos, aunque en esta vía también los problemas que tenemos en la vida real se llevan ahora a la vida virtual, los problemas morales, éticos, entre otros, fácilmente se potencian en las redes.
Algo que surgió muy interesante fue encontrar posiciones que trataban de explicar que las TIC no están ayudando a los estudiantes a aprender  más o mejor. Con este tipo de planteamiento yo mima me encontré más delante por que me encontré en mi ultimas entradas al blog trabando de exponer que posiblemente nos estamos haciendo los planteamientos y preguntas equivocadas de la incorporación de las Tic en al educación. Esto nos cuestionó si vale la pena toda esta inversión y esfuerzo.  Un factor común denominador es que el sistema educativo no está respondiendo eficientemente a los retos que le impone la sociedad actual, ni está aprovechando las potencialidades que ofrece las TIC, es más, las TIC están en mi opinión en el reglón equivocado, en lo que concierne a la posición de las escuelas y las instituciones.
La dinámica continuó intentando explorar en los estudiantes su posición frente a los cambios tecnológicos, en su momento consideré que “era un asunto en el que no quería meterme del todo”, pero hoy día tengo un posición diferentes“ si no  puede contras ellas únete”.  Lo expreso de esta manera porque creo que estamos en un punto de no retorno, estamos frente a un tipo de evolución de las máquinas y de las sociedades, en donde el ser humano en realidad no está en el centro ( bueno si en el centro del consumismo), este es un asunto que si me inquieta mucho por varios factores: las brechas cognitiva,  digital, social, económica y medio ambiental.  La visión de futuro que hay hoy es mediada por TIC y altos desarrollos científicos, sin embargo no nos estamos preocupando lo suficiente  por nuestro planeta, ni por las generaciones que vienen, ni por las implicaciones que hoy ya tenemos en términos de seguridad y privacidad.

Otras miradas y aportes
Para poder dar un mirada holística al tema decidí en su momento incorporar la mirada de los procesos comunicativos( comunicación y educación), que son esenciales hoy día a través del uso de los medios y las TIC.  Desde esta mirada también se llama la atención de las escuelas en la forma de comprender los procesos cognitivos de los estudiantes  y el ejercicio de poder basado en la escritura.
Quiero detenerme en este punto por que he venido sintiendo que en un principio las escuelas formaban a los niños para actividades productivas especiales de su región, la cosa fue cambiando y ”evolucionando” hasta que hoy la educación hace los mismo – educación para la productividad ¿cómo es posible?,¿será que éste enfoque por competencias nos está movilizando hacia la escuela de hace décadas?, formando a la gente para trabajar y o para encontrar proceso de superación y felicidad?. Lo cierto en que los cambios de hoy día también son cambios culturales , los cuales son movilizados por la tecnología. La tendencia es pensar en que los computadores son agentes que actúan directamente sobre el aprender y pensar, sin considerar lo que es más relevante en el aprendizaje: las personas, la cultura y el contexto. El contexto es la cultura, no la tecnología. Las culturas pueden cambiar en presencia de la tecnología y con ellas las formas de pensar y aprender de los individuos. El cambio tiene que ver con las cultura y no con la tecnología.

Nuevamente las preguntas y premisas
Luego, para encontrar nuevamente mi camino, revisé mis preguntas.  En su momento planteé tres grandes preguntas, y para poder desarrollarlas, responderlas y contextualizarlas, decidí establecer una serie de premisas que me permitieran una organización de ideas, materiales y conceptos relacionadas a cada una de ellas. De manera tal que facilitara un hilo conductor desde lo macro a lo micro, de los periférico a lo local, estas preguntas fueron: 1. ¿Cómo identificar escenarios adecuados de implementación del E-learning?, 2.¿Cuáles son los principales factores críticos de éxito, riesgo y sostenibilidad  en proyectos o ambientes  E-learning?, y 3. ¿Qué tipo de evidencias o transformaciones se pueden encontrar en los ex - estudiantes de un curso virtual?.
Hoy veo que fui ambiciosa en las preguntas, pero logré encontrar algunas pistas y descarté elementos que no funcionaban en las premisas. Por supuesto que ésta ocasión traté de estar mucho más enfocada y además fortalecí mi mirada apoyándome en documentos y referentes.
Efectivamente las premisas que planteé me permitieron establecer un línea de contexto, que a su vez le otorgaban sentido a las preguntas previamente formuladas. Por su parte  desarrollo de las premisas también venía acompañado de documentos de soporte que apoyaban la mirada global, local y especializada.
Es así como de la respuesta tácita suministrada en los contenidos y  desarrollo de las premisas identifique que las TIC hacen pensar que esta nueva sociedad, con un sentido  red y comunidad y que en esta nueva sociedad de conocimiento  emergen: Una nueva comprensión del tiempo y el espacio; Se asigna y reconoce mayor valor al conocimiento y a la información como elemento clave de realización personal y profesional; aumento de la brecha tecnológica y cognitiva; La globalización como fenómeno de apertura, de rápido intercambio, de información que fluye a mayor velocidad, de explosiones comunicacionales y de avances tecnológicos.
En este mismo sentido, las TIC no sólo han abierto las puertas a la transformación de las instituciones, sino del proceso mismo del aprendizaje. El sentido se ha modificado con la transformación social que ha puesto al conocimiento como el motor de desarrollo de las sociedades contemporáneas.  Esta aproximación inmediatamente me situó sobre el escenario de las competencias y dio luces para encontrar respuestas a la primera de mis preguntas. (1. ¿Cómo identificar escenarios adecuados de implementación del E-learning?).
El desarrollo de competencias, habilidades, capacidades y valores de los individuos no es exclusivo a las TIC ni a las alfabetizaciones, sin embargo existen una serie de demandas en esta nueva sociedad que provocan al trabajo en este sentido desde los ambientes de aprendizaje. Este es un reglón en donde  todos los actores son los protagonistas, los estudiantes, los maestros, las instituciones, el contexto, entre otros. Para esta altura yo me encontraba con más de tres preguntas, todas ellas igual de importantes. Por que si se piensa en los conocimientos, habilidades, actitudes, comprensiones y disposiciones cognitivas, metacognitivas, socio-afectivas y psicomotoras que deben atenderse y que éstos elementos se encuentran apropiadamente relacionados entre sí para facilitar el desempeño de los estudiantes e individuos de manera flexible, eficaz y con sentido, de una actividad o de cierto tipo de  tareas en contextos relativamente nuevos y retadores.  ¿Estamos fomentando el desarrollo de las competencias en los estudiantes y /o docentes a través de los ambientes virtuales de aprendizaje? No, desafortunadamente desde mi experiencia personal y profesional estamos a “saltos cuánticos” de estar en esta posición, ¿si será que debemos llegar?  ¿Es la tecnología para la conducción de la enseñanza, o la enseñanza da la  conducción a la tecnología?.
En mi opinión, necesitamos alinear mejor la tecnología con la pedagogía, se ha invertido mucho capital  en TIC en la educación, pero aún nos enfrentamos a grandes retos en términos de cambiar la cultura, hábitos y creencias de los educadores hacia la tecnología. Podríamos enfocar algunos esfuerzos a generar un cambio de paradigma en la comprensión de cómo la tecnología puede ser incrustada en las prácticas docentes, para garantizar que la educación puede pasar a una nueva era de la educación centrada realmente  en el alumno. Esto significa centrarse en el elemento humano. Así mismo la planeación  de cómo las TIC pueden conducir el futuro de la educación no debe hacerse en paralelo con las prácticas pedagógicas, se debe estar integrada en el centro de la estrategia de la educación.
Por lo anterior, y aproximándole a algunos elementos para enfrentar mi pregunta No. 2 (¿Cuáles son los principales factores críticos de éxito, riesgo y sostenibilidad  en proyectos o ambientes  E-learning?). La educación virtual se presenta como un nuevo escenario educativo que exige el desarrollo de metodologías alternativas para el aprendizaje. En este mismo contexto y cómo una modalidad de la educación virtual, los cursos virtuales constituyen  una oportunidad para los procesos de enseñanza y  aprendizaje, al facilitar a estudiantes y maestros el manejo de la comunicación y la información, permitiendo asistencia en tiempos sincrónicos y asincrónicos, de tal manera que en cualquier momento el participante puede apoyarse en su facilitador  o en los recursos y herramientas informáticas que se le ofrecen para desarrollar las actividades teórico-prácticas programadas en el despliegue del planeamiento curricular. ¿En teoría los estaremos haciendo?, yo no estoy muy segura de que la definición se esté llevando de manera correcta a la práctica. Considero que existen aún muchas distancias entre el discurso y las prácticas.
Pasemos nuevamente a que “si lo estamos haciendo bien”. Consecuentemente, el modelo pedagógico, como se mencionó arriba,  en los cursos virtuales debe hacer énfasis y articularse en los elementos que corresponden a las formas de aprendizaje ocurridas en ambientes virtuales, centrados en los estudiantes, centrados en la interacción entre el estudiante y el tutor, también en actividades de autoaprendizaje, para lo cual se habrán definido unas actividades relacionadas a las comunidades de aprendizaje, los métodos, las estrategias de aprendizaje, la interacción en la comunidad virtual y el proceso de evaluación permanente que se da al proceso de aprendizaje.   De esta manera fui situando aspectos esenciales de mis preguntas.  No obstante los asuntos pedagógicos no son los únicos, son importantes otros aspectos como los de gestión, técnicos y tecnológicos, talento humano, contextuales, diseño grafico y comunicativos. Cada uno de ellos con particularidades y complejidades en su explicación y ejemplificación.
Me gustaría situar y resaltar el elementos de la interacción en estos ambientes. La interacción constante entre estudiantes y tutores en el proceso de aprendizaje permite el trabajo autónomo, colaborativo y de retroalimentación permanente entre unos y otros, apoyados por las herramientas virtuales dispuestas. La construcción activa del conocimiento por parte del estudiante, quien analiza, organiza, explora, extrapola, restaura e interpreta información, la comprende y la acomoda en sus estructuras conceptuales; en otras palabras, puede decirse que construye conocimiento. Para esta altura ya había incorporado una nueva  pregunta esencial y relacionada con mi segunda pregunta principal. “Si no se define el enfoque pedagógico, ¿se puede en un curso virtual,  definir cómo se organiza y desarrolla la experiencia del aprendizaje? Sigo sosteniendo que  el enfoque pedagógico es el centro del proceso de concepción y diseño de un ambiente de aprendizaje y este se traducirá en estrategias y didácticas que estimulen el aprendizaje de los estudiantes.

Rúbricas de evaluación
La mirada a través de este lente de la rubricas logró enfocar más el trabajo y la producción de los estudiantes. Representó un parada en el camino y un ejercicio de introspección y reflexión que permitiera organizar algunas ideas y tomar aire para lo que venía, así como comprender más claramente la metodología del curso.  La idea de exponer los estados actuales y las proyecciones para cada categoría hizo del ejerció de autoevaluación muy positivo y logró encaminar mejor los esfuerzos, independientemente  de la posición en la tabla.
Con el ánimo de generalizar y después del ejercicio de la rúbrica logre notar un mejora en la forma de escribir y sustentar mis argumentos.

Comentario crítico
Avanzando, llegó el momento de la elaboración del comentario critico, el que introdujo un dispositivo de “centramiento de las ideas y posiciones”, esta actividad ayudo a aclara algunas cosas que había estado rodando en el ambiente desde semanas atrás, tampoco trajo las tan aleladas respuestas, en este momento fui conciente de que la tercera pregunta, si bien es válida, no estaba lista para hallar respuestas, (esta hace parte de lo que revisaré en mi investigación).  Como es natura en esta elaboración surgieron dos preguntas tan inquietantes como las anteriores “¿Será que todas las iniciativas de e-learning cuentan desde su origen con un modelo pedagógico que orientara su diseño, o si por el contrario fueron adaptaciones a posteriori o peor aún, en caso de que exista, es un documento anexo a la iniciativa de e-learning?, ¿será que los cursos virtuales han determinación oportunamente los perfiles de aprendizaje de sus estudiantes? Y ¿Estos perfiles tienen implicaciones directas sobre las estrategias de enseñanza, actividades y materiales  que se despliegan en el curso?”. Me atrevería a contestar a priori la primera así: los diseños pedagógicos difícilmente correspondes con las implementaciones. La segunda de estas preguntas, es realmente perturbadora por que desde el inicio de este post vengo insistiendo en que el centro es el estudiante y su aprendizaje (el elemento humano), pero no encuentro mucha evidencias des de mi experiencias académica ni profesional que haya un ejercicio exhaustivo por conocer a los estudiantes, parece que obedece a una tipología o una percepción superficial. Por esa razón, sin un conocimiento de este orden no comprendo cómo son posibles este tipo de modelos, ni puedo calcular qué tipo de éxito pueden tener.

Planeación
Indiscutible la importancia que tiene la planeación de los ambientes de aprendizaje. Tan importante desde su diseño, que no se puede dejar a la suerte o la improvisación.  Para esto existen sinnúmero de técnicas y enfoques, lo más importante es que reúna los elementos únicos y que tengan sentido en el contexto en donde se desarrolle el Ambiente de aprendizaje. Requiere un alto nivel de organización, claridad de los objetivos y claridad en la implementación de las estrategias.

Reflexión acerca del ELNR 2010.
Esta propuesta nos ayudó a afinar nuestra mirada en la “valoración  - observación  general“ de este tipo de ambientes, nos permitió expresar sin  temores como percibíamos las actividades, los recursos, la metodología, en fin como  vivimos e curso. Seguramente esta representa una retroalimentación que hacemos los estudiantes al diseñador del curso. Lo cual también es válido.  Ayudo a los estudiantes a profundizar la comprensión sobre la metodología propuesta, lo que en algunos casos se generaron  tensiones. 
Esto también abrió espacios para compartir experiencias de otros cursos y experiencias de aprendizaje virtuales, estas conversaciones le dan un poco de informalidad y polo a tierra a las discusiones.

Una nueva mirada al futuro
La mirada que dimos nuevamente al fututo, después de todo este recorrido nos propició una reflexión mucho mas fuerte alrededor de las proyecciones, sobre los que hacemos y lo que no hacemos, cómo nos están viendo en el mundo, en fin.  Analicé 4 de los recursos, aunque no escribí muy lago acerca de ellos. Algo si me quedó en la mente, dando vueltas. A pesar de que todos piensen que es imposible realizar un cambio,  este se puede lograr con el apoyo de la comunidad y de unos visionarios, luego esas  iniciativas logran difundirse.  Lo clave es que se indica el cambio entre el antes y el ahora, estamos viviendo una época  y un momento clave de cambio en la forma en las que las ideas son creadas, difundidas e implementadas. Ahora estamos en el cambio del liderazgo  y en la forma en la que producimos el cambio.  A través de la idea de las tribus se trata de liderar, de conectar personas y de conectar ideas, todo esta emergiendo por la Internet.   Todos tenemos la posibilidad de la creación de una idea, encontrar algo que queramos cambiar, conectarse o crear una tribu,  liderar un movimiento,  esparcirlo y hacer el cambio
Por su parte, Liz Coleman nos hace una reflexión y nos invita a contestar tres preguntas ¿Qué tipo de mundo estamos haciendo?, ¿Qué tipo de mundo deberíamos hacer? Y ¿Qué tipo de mundo podríamos hacer?. Ela habla de algo en lo que yo me sentí identificada  y es en que los temas académicos se han ido dividiendo en piezas más pequeñas cada vez  dándoles mayor énfasis a lo técnico  y oscuro, en donde el interés de los estudiantes es eliminar casi todo, se mantenido en una cosa en común aprender más y más de menos y menos.  Además habla de la infusión, sobre la simplificación del compromisos cívico: la idealización del experto, fragmentación del conocimiento, énfasis a la maestría de los técnico, y neutralidad como una condición de la integralidad académica es tóxica cuando se tratar de perseguir las conexiones vitales entre la educación, el bien de lo público, integralidad intelectual y libertad humana. Insiste en la distancia astronómica entre la realidad y la academia y los retos actuales.

Oportunidad para hacer algo cono todo lo aprendido
Desde mi contexto personal, profesional y académico tengo la posibilidad de generar un cambio e implementar todo lo que he aprendido en este curso,  concretamente mi posibilidad está en El rol que le podemos asignar en la tecnología en la educación, el cual no está basado en la información, está basado en la construcción, porque las tecnologías podrían ser vistas como un medio con el cual construir, con el cual aprender.
A través de un curso para el mejoramiento institucional estoy buscando facilitar a los estudiantes tener experiencias auténticas y les presentan grandes fuentes de información, conocimientos y medios de visualización de problemas reales y de conexión de éstos con experiencias previas, proveyendo herramientas para la comunicación y reflección. He identificado éste curso como un escenario concreto del uso de la tecnología como apoyo de aprendizaje.

Una nueva mirada a mi ambiente de aprendizaje
Revisar nuevamente mi ambiente personal de aprendizaje, me permitió ser más conciente de mi proceso de aprendizaje y que procure hacerlo cada vez mejor, apoyada de buenos elementos cognitivos, habilidades  y  herramientas. Tal y como lo describí, mi ambiente de aprendizaje sigue con muchas incógnitas pero ha crecido en calidad y profundidad. En mi ambiente mejorado, las personas son una figura esencial, primero aquellas personas que están en contacto conmigo (directo o indirecto), con las que colaboro y aprendo y,  dos, mi actitud personal hacia todo lo que me rodea, querer aprender de toda situación y condición y ofrecer lo mejor mediante mi trabajo, colaboración y amistad.

Finalmente, y no a manera de conclusión, aprendí muchas cosas de e-learning, ¡vivirlo!!!, vivirlo en un ambiente con un buen diseño, en un ambiente que me ayudó a desarrollar habilidades de comunicación escrita, lectura critica y hacer relaciones y conexiones.  Adicionalmente, a lo que se ha expuesto en todo el texto anterior, comprendo que existen claves para que un ambiente de e-learning sea favorable a los aprendizajes de los estudiantes, el elemento de responsabilidad, participación, construcción, colaboración y flexibilidad. Comprendo que un escenario con un nivel de incertidumbre fomenta en los estudiantes la motivación para no casarse con los preconceptos.
Quedaron área de exploración en el aire, la efectividad del e-learning y estrategias de para el conocimiento de los estudiantes, así como las interacciones entre estudiantes y tutores y la evaluación.
Otra pregunta importante que quedo sin atender es la relacionada sobre las evidencias de aprendizaje y desempeño de los estudiantes de e-learning.
Seguramente no es una novedad que hable del tiempo que no tuve para poder aprovechar el curso plenamente, es un pena que lo programen en un mismo semestre cuando hay tanta carga académica tan conocido por todos. No obstante ese no es el único factor que impidió el aprovechamiento pleno y es que me hubiera gustado tener más experiencia y conocimientos para haber podido profundizar y conversar con los compañeros y el profesor. 

domingo, 16 de mayo de 2010

Una nueva mirada a mi ambiente personal de aprendizaje

Mi ambiente personal de aprendizaje en un principio mostró con claridad cuatro áreas de aprendizaje referentes a: las personas y los medios, mi área desempeño profesional, un especio de autoformación y un espacio de formación formal, pero también mostró cuatro áreas grises que representaban, y en cierto grados siguen representando, aspectos en los que no tengo respuestas y seguramente a pesar de que los siga explorando no encuentre soluciones definitivas. Es natural y deseable que así sea dadas las dinámicas de los aprendizajes, los entornos, los sistemas, la comunicación y por qué no, las tecnologías.
En primer lugar, ha sido muy importante el hecho de poder fortalecer  mi posición crítica frente al sentido que tiene las TIC en la educación, y más importante aún los procesos de aprendizaje y de enseñanza que se están dando en nuestro sistema educativo. En mi ambiente ha sido notoria la presencia de nuevas herramientas que me han permitido construir, expresarme y comunicarme de una mejor forma. También hay nuevas personas en mi ambiente de aprendizaje con todas ellas vale la pena seguir en contacto, porque parte de mi aprendizaje de éste curso ha sido estimulado por la lectura de expertos y de compañeros. Así mismo mi Ambiente personal de aprendizaje ha “evolucionado” porque creo que he desarrollado algunas habilidades y competencias que me han permitido afinar la búsqueda de información de manera crítica, leyendo siempre tratando de comprender, escribiendo de una manera argumentada, automatizando lo rutinario y dedicando mis esfuerzos en pensar en lo relevante, analizando los problemas de forma rigorosa, escuchando con atención y tratando de comprender, hablando con claridad y convencimiento, creando empatía con los demás, cooperando en el desarrollo de actividades comunes y fijando mis metas razonables que me permiten superarme cada día. Mi ambiente de aprendizaje sigue con muchas incógnitas pero ha crecido en calidad y profundidad. Me gustaría resaltar el papel que tienen son elementos fundamentales para que mi ambiente de aprendizaje mejore, el primero las personas que están en contacto conmigo (directo o indirecto), con las que colaboro y aprendo y,  dos, mi actitud personal hacia todo lo que me rodea, querer aprender de toda situación y condición y ofrecer lo mejor mediante mi trabajo, colaboración y amistad.  Me gustaría hacer una nuevo diagrama de mi ambiente, sin embargo creo que lo más importante de este ejerció es que yo sea cada vez más conciente de mi proceso de aprendizaje y que procure hacerlo cada vez mejor, apoyada de buenos elementos (cognitivos), habilidades  y  herramientas.

Otro de los aprendizajes de estos meses

Me gustaría compartir con ustedes otro de mis aprendizajes que tiene que ver con las TIC y su integración a la educación.


Semana 7. Mi oportunidad de hacer algo con todo esto de e-learning


A partir de las diferentes actividades de este curso y de mis actividades de exploración en el blog, con el apoyo del material sugerido considero que me encuentro en un punto intermedio entre las personas que tienen un muy buen uso de las herramientas y un buen nivel de aproximación conceptual al tema de E-learning, y entre las personas, tal vez un poco escépticas a incluir las tecnologías en todas y cada una de las actividades. Los materiales por su parte, han representado un recurso útil para indagar sobre los distintos puntos de vista y concepciones de la incorporación de las TIC. Por otro lado, creo que estoy aprovechando parcialmente el potencial de las tecnologías con varios fines: la comunicación, la información y el entretenimiento. Sin embargo el potencial que puede hacer aprovechado dependería del sentido que le pueda dar al incorporación a ciertas actividades. Mi visión frente a esto es que si podrían las tecnologías tener un impacto real en los aprendizajes de los estudiantes siempre cuando estas herramientas sean vistas y entendidas como lo que son, unas herramientas que apoyen los cambios en las aulas, acompañado de nuestra visión de la educación. Cada tecnología tiene su rol, su espacio, sus ventajas, sus desventajas en la construcción del aprender. El rol que le podemos asignar en la tecnología en la educación no está basado en la información, está basado en la construcción, porque las tecnologías podrían ser vistas como un medio con el cual construir, con el cual aprender.
Tiene sentido seguir trabajando en este línea de esfuerzos, inversión si nos hacemos las preguntas correctas frente a los aprendizajes que queremos lograr y que nuestros niños logren. Tiene sentido si usamos las tecnologías constructivamente para apoyar el aprender y pensar. En mi sincera opinión, las TIC pueden estar atendiendo las preguntas equivocadas, por ejemplo ¿cómo afecta el computador el aprendizaje de los estudiantes? ó ¿qué aporta las TIC en relación con las habilidades y las destrezas?. En contra posición me preguntaría ¿qué demanda el aprendizaje y qué pueden hacer las TIC para responder?. También tiene sentido pensar en una interactividad funcional e intencional mucho más rica entre los aprendices los autores, los tutores y las máquinas.
Desde mi entorno personal, y a lo largo de mi trabajo en el blog creo que puedo, es más, debo aprovechar al máximo los oportunidades emergentes para hacer mi experiencia académica y profesional mucha más rica en términos de poder general una posición crítica frente a las TIC y la educación, en sus diversas modalidades, por ejemplo los cursos virtuales que son de especial interés. Complementando un poco este idea siento que necesito aprender a distinguir diferentes corrientes, entender mucho más las raíces y orígenes de los movimientos y propuestas de integración de las TIC en los ambientes de aprendizaje, también creo que necesito entender la forma en que las personas piensan porque creo que es el punto detonante del aprendizaje.
Por otra parte, he notado ciertos problemas recurrentes en relación con los cursos virtuales y sus modelos pedagógicos subyacentes, es decir hay una enorme diferencia entre los documentos de diseños pedagógicos, comunicativos curriculares y los productos una vez son realizados a los que se enfrentan los estudiantes de manera directa. Por supuesto que existen un sinnúmero de factores asociados a los aprendizajes y a las concepciones o posiciones de los estudiantes y en general de las personas por cuanto no todos, tampoco es deseable, tienen una visión común de los ambientes de aprendizaje como ese espacio tiempo – en el cual confluyen todas las demandas y requerimientos de la sociedad de conocimiento y donde se deben concretar las actividades para el desarrollo de las competencias y los valores. Por supuesto que las tecnologías pueden apoyar el mejoramiento de los empeños de los ambientes para que se pueden llevar en ellos procesos de construcción de conocimientos, interacciones y crecimiento pero, sin transferirle a las tecnologías la responsabilidad de la solución de los problemas de cualquier ambiente de aprendizaje. Tiene sentido integrar las tecnologías en los ambientes de aprendizaje cuando éstas realmente facilitan a los estudiantes tener experiencias auténticas y les presentan grandes fuentes de información y medios de visualización de problemas reales y de conexión de éstos con experiencias previas, proveyendo herramientas para la comunicación y reflección.
Consecuentemente con lo anterior, he identificado un escenario concreto del uso de la tecnología como apoyo de aprendizaje. Éste es el curso virtual la ruta para el mejoramiento institucional, el cual es dirigido hacia el fortalecimiento de la gestión institucional en las escuelas de Colombia, mediante la capacitación virtual. Las acciones propuestas son:
  1. ·      Voy a liderar el diseño y la implementación  del curso virtual.
  2. ·      Voy a cuidar que éste diseño reúna elementos conceptuales, pedagógicos, comunicativos, tecnológicos y que esto sea consecuente con lo que se presenta a los estudiantes.
  3. ·      Voy a cuidar el desarrollo del curso, observando atentamente lo que ocurre en el documentándolo y procurando su mejoramiento de manera inmediata.
  4. ·      Voy a estimular y acompañar a los directivos y docentes que requieran orientación durante su transito por el curso.
  5. ·      Voy a asegurarme de que los tutores virtuales estén atentos a todos los requerimientos.
  6. ·      Voy a capacitar mediante éste curso a un número aproximado de 800 instituciones Colombianas.


Para ampliar un poco más la descripción de éste reto, presento un documento que describe el diseño de la estrategia y el curso. 

Datos personales

Mi foto
Bogotá, Colombia
Profesional en Ingeniería Industrial, especialista en gerencia de proyectos. Amplia experiencia en gerencia de proyectos de sector educativo especialmente en el uso de TIC para el mejoramiento de la calidad de la educación. Me gusta trabajar en proyectos en los que intervengan factores como: diseño, planeación, organización, dirección, toma de decisiones, mantenimiento y optimización de sistemas integrados por recursos humanos, materiales, económicos, de información y de conocimiento en entidades del sector educativo

Seguidores

Loading...